Deprecated: Function split() is deprecated in /var/www/aweb28/html/sp/header.php on line 58

Deprecated: Function split() is deprecated in /var/www/aweb28/html/sp/header.php on line 70
System S&P Startseite  
 
Sitemap Disclaimer FAQ/Glossary GCS Index-Search Deutsch English Espagnol Francais
 
     
Perfil de la Empresa
Productos
Servicios en Relación
Ingeniería de Procesos
Preclarificación
Tratamiento Biológico
Clarificación Final
Tratamiento de Lodos
El Tratamiento Terciario
Agua Potable
Servicio
Investigación y
          Desarrollo



System S&P

Ahornstrasse 27

Delivery Address:
Ulmenstrasse 2

74592 Kirchberg/Jagst
GERMANY

Tel: +49 (7954) 9804-0
Fax: +49 (7954) 9804-20

info@system-s-and-p.de

 

El tratamiento terciario



El tratamiento terciario incluye todos los pasos posteriores necesarios para mejorar la calidad del agua residual depurada, a tal punto, que sea posible su reutilización para diferentes propósitos.

El uso como agua de procesos, del agua residual depurada, es el más común. Algunos ejemplos son:

  • Agua de lavado para la planta depuradora
  • Reutilización en procesos de lavado industriales
  • Irrigación de zonas verdes, campos de golf o cultivos
  • Agua para el vaciado de retretes
  • Alimentación de lagos para uso recreativo
  • Agua de refrigeración para sistemas de aire acondicionado.

En casos especiales, el agua residual depurada puede someterse a etapas de tratamiento adicionales, para obtener una acondicionamiento tal, que ésta pueda ser utilizada como agua potable.

En el tratamiento terciario se distinguen fundamentalmente dos tipos de procesos: el proceso mecánico y el proceso químico



Las etapas de tratamiento mecánico incluyen todas las tecnologías basadas en procesos físicos, tales como:


Filtros de arena


Los filtros de arena se pueden clasificar como filtros de arena a presión y filtros de arena de gravedad. En los filtros de arena a presión el agua es suministrada por medio de bombas y están equipados para un lavado a contracorriente automático, mientras que los filtros de arena de gravedad cuentan con una gran superficie sobre la cual se depositan los residuos filtrados que deben ser removidos mecánicamente cada cierto tiempo.

Filtros de disco


Los filtros de disco están constituidos por conjuntos de discos paralelos. La superficie de los discos presenta una estructura capilar, la cual captura sólidos de cierto tamaño. Cuando los capilares se colmatan u obstruyen se activa un lavado automático en contracorriente.

Filtro de carbón activado


Los filtros de carbón activados son contenedores a presión cerrados, en los cuales se encuentra carbón activado. El carbón activado es capaz de fijar múltiples compuestos orgánicos, tales como los compuestos orgánicos halogenados, AOX. Una vez colmatado el filtro, se debe cambiar y reactivar el carbón activado.

Microfiltración


Los microfiltros son tamices muy finos generalmente instalados como tamices de tambor rotativo. El tamaño de la apertura de la malla es de 10 a 25µm.

Tecnología de membrana


Los filtros de membrana retienen moléculas de diferentes tamaños. Generalmente, el agua es suministrada a alta presión, las moléculas más pequeñas pasan a través de la membrana, mientras que la moléculas de cadena larga son retenidas. Según el tamaño de los poros de la membrana, se distingue entre ultrafiltración y nanofiltración.

Otro uso de la tecnología de membrana es la ósmosis inversa, con la cual se puede realizar la remoción de sales. Para esto se emplea una membrana semipermeable. El agua es extraída bajo presión de una solución salina en contra del proceso de ósmosis natural. Gracias al tamaño de sus poros, la membrana de filtración únicamente permite el paso de las moléculas de agua.

Con la tecnología de membrana también es posible la remoción parcial de virus y bacterias del agua residual.





Las etapas de tratamiento químico tienen dos fines:

En primer lugar, los sólidos remanentes de la depuración biológica deben ser transformados mediante procesos químicos en sólidos que puedan ser separados mecánicamente

Se llevan a cabo los siguientes procesos:

Precipitación


En el proceso de precipitación los compuestos disueltos del agua son transformados en sólidos no disueltos por medio de sales metálicas, tales como sulfato de aluminio o cloruro férrico. Los principales compuestos eliminados por precipitación son los fosfatos.

Floculación


Por floculación se entiende la transformación de los sólidos más pequeños en uniones de mayor tamaño por medio de la adición de polímeros. De esta manera se forman moléculas de caden larga, a las cuales se integran los sólidos no sedimentables.

Generalmente estos dos procesos se llevan a cabo simultaneamente lo cual permite la sedimentación de los sólidos a remover.
Un segundo propósito del tratamiento químico es la desinfección del agua residual depurada con el fin de obtener un agua inodora, incolora y principalmente libre de peligros para el ser humano, que permita darle un nuevo uso.

Para esto se emplean los siguientes procesos de desinfección:



Dosificación de hipoclorito


Mediante la adición de compuestos de cloro reactivos, los gérmenes remanentes en el agua residual depurada son oxidados y mueren. Con dosificaciones específicas en el proceso con hipoclorito se obtiene un efecto de permanencia, el cual evita la reaparición de gérmenes en el agua. El suproducto del proceso de desinfección es una sal en forma de cloruro.

Ozonización


La oxidación de los gérmenes se presenta gracias a la adición de un compuesto de oxígeno reactivo conocido como ozono (O3). Con este proceso no es posible obtener un efecto de permanencia, sin embargo, es más amigable con el medio ambiente puesto que no se presentan subproductos químicos.

Desinfección con UV


La desinfección en este proceso se obtiene mediante la radiación ultravioleta con una longitud de onda determinada, la cual tiene un efecto de oxidación. En este proceso, el agua residual a tratar pasa a través de tubos de reacción equipados con las lámparas ultavioleta adecuadas. En este proceso tampoco es posible obtener un efecto de permanencia.



Para la desinfección del agua residual, System S&P® provee, en muchos casos, una combinación de procesos de desinfección UV y dosificación de hipoclorito. La adición de compuestos de cloro se emplea únicamente para obtener el efecto de permanencia, con lo cual se reduce al mínimo la introducción de sales en forma de cloruro en el medio ambiente.

System S&P® está en capacidad de ofrecer todos los procesos de filtración convencionales. Para proceso de ultra y nanofiltración y de ósmosis inversa, aliados estratégicos con gran experiencia y competencia técnica como Chriwa GmbH y Cuss GmbH se encuentran a disposición a nivel mundial.





Para la depuración de las emisiones se tienen a disposición principalmente tres procesos convencionales:


Filtros de carbón activado


Los filtros de carbón activado remueven del aire las partículas causantes de olores. Los filtros son aptos únicamente para aire relativamente seco, puesto que de lo contrario se presenta crecimiento biológico que conlleva a una colmatación del filtro.

Lavador de gases


En los lavadores de gases, el aire contaminado pasa a través de un atomizador de agua en contracorriente, con lo cual los sólidos y las partículas causantes de olores son lavadas. Los filtros de aire pueden optimizarse para usos específicos agregando al agua aditivos adecuados o integrando al lavador superficies de crecimiento biológico.

Filtro biológico


La base de funcionamiento de los filtros biológicos son los procesos naturales de degradación en sustratos orgánicos. Por medio de aireadores, el aire a tratar es suministrado a presión en el sustrato, cuyas bacterias oxidan las partículas causantes de olores.



System S&P® reúne las ventajas de los lavadores de gases y de los filtros biológicos. Humedeciendo el aire contaminado se logran condiciones óptimas para el desarrollo de las bacterias del sustrato. De este modo se incrementa siginificativamente la eficiencia de depuración del filtro biológico.